Touch – Kiefer Sutherland esta de vuelta


El 19 de marzo comienza esto que se llama Touch. Serie dirigida por Tim Kring (héroes) y que parece buscar la redención tanto para lo que ocurrió con héroes como para Sutherland en un nuevo papel protagonico.

Sutherland interpreta a Martin Bohm, un hombre viudo que día a día lucha por lograr siquiera un atisbo de acercamiento con su hijo autista Jake (David Mazouz) y que tras varios intentos por enviar a su hijo a la escuela comienza a recibir la presión del estado y de las instituciones para niños con autismo en presencia de Clea Hopkins (Gugu Mbatha-Raw). Pero una serie de acontecimientos darían cuenta a Martin y Clea que lo que escribe obsesivamente en un cuaderno todo el día el niño no simples garabatos numéricos, sino números que siguen un patrón conocido como sucesión de Fibonacci, la cual interpreta numéricamente patrones que sigue la naturaleza en su concepción, como la geometría de los cuerpos de ciertos animales, plantas o ramas de arboles entre otros

Es aqui donde la serie nos presenta la idea de un universo completamente entrelazado, simbólicamente representado a través de esta mitologia oriental de que todas las personas al nacer son unidas por un hilo rojo, el cual se estira o contrae pero jamas se corta y tiene completa relacion con la conexion universal de la cual se plantea. Jake tiene la capacidad de ver estas y mas de una dimension, puede verlas a traves del tiempo.

Martin comienza a interpretar las visiones de Jake y que este comunica a través de los mensajes numéricos. Aquí viene lo sorprendente de la serie, el niño es capaz de predecir sucesos del futuro, accidentes, encuentros oportunos atentados terroristas y toda una caja de Pandora que poco a poco va mostrando la serie.

Pero como todo no es color de rosa, pasa que al terminar el segundo capitulo (voy en el tercero) me quedo con la sensación de que se comienza redundar en la idea principal y hace falta un argumento auxiliar para respirar un poco y poder hacer nuestras propias introspecciones. Con lo ultimo me refiero a que de tanta relación universal entre los acontecimientos llegan a parecer a ratos sin relación lógica, por muy matemática que sea, parecen sucesos inconexos y a cualquier mente no ingenua genera el cuesitonamiento de, ¿pero como tanta relación justo iba a tener?

En fin en lineas generales me parece un muy buen piloto para mi gusto, de los mejores del 2012,  con mucho que contar, pero hay que ver el resto de los 12 capítulos, pues ya sabemos que es fácil redundar en un tema y hacerlo agobiante como le ocurrió ya a Kring con Heroes (una lata), realmente estoy sorprendido con este proyecto y que buenos ver a Sutherland una vez mas demostrando su revindicación inteligente a través de la pantalla chica.

Esta curiosidad matemática ha sido utilizada como fuerza creativa en muchas ocaciones entre las que recuerdo esta la película de Darren Aronosfsky “π el orden del caos” en la cual el judío Rabbi Cohen presenta la teoría en hebreo transcrito en números en la cual el personaje Max Cohen relaciona esta última teoría con la secuencia de Fibonacci llegando en conclusión que todo esta basado en la ley del orden y el caos. Así como también esta sucesión es la causa del ritmo de la batería de Lateralus, el noveno single del disco homónimo de Tool, una banda de metal progresivo, así como también en el orden de las palabras en la letra de la canción.

Deja tu Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s