La leggenda del pianista sull’oceano – Giuseppe Tornatore (1998)


Despues de la belleza de Cinema Paradisso, que me encandilo, con su musica nada mas y nada menos que obra del genio Ennio Morricone, y con su historia, no crei capaz de otra obra como esa. Giuseppe Tornatore, el Italiano que consiguio el oscar y un globo de oro por su Opera Prima tiene mucho mas que contarnos. Incluso hasta un documental anda por ahi acerca de la vida de este director, y es que tanto motivo a los medios a hacerle homenajes, de tan agradecidos que estaban pienso yo por su manera de narrar con la camara. Tiene un nose que como se dice, pues me pasa que no noto gran complejidad en la linea argumentativa de sus films, pero su ojo tiene una mirada que destaca la sencillez de las cosas, posee esa capacidad de hacernos dar cuenta que momentos de una rutina para nosotros, no estan mas ausentes de magia, que veranos inolvidables con amigos, que una buena conversacion con un familiar que no veias hace tiempo.

Un par de peliculas siguientes decepcionaria a la critica y es por eso que creo que este film que les quero recomendar quizas no fue tomado tan en cuenta. Quizas perdo credibilidad. En lo personal lo encuentro maravilloso.

La leyenda del pianista del oceano contiene un guion adaptado en base al monologo del novelista y dramaturgo Italiano Alessandro Baricco, titulado Novecento.

Con una similitud con Cinema Paradisso, Giuseppe Tornatore crea un narrador personaje, esta vez no es el propio Salvatore, el propio protagonista, sino un amigo de él.

Max es un trompetista que paso sus mejores años de musico, a bordo del Crucero Virginia. Un crucero que llebava a gente a cumplir el sueño Americano desde Europa a Estados Unidos. Un crucero al igual que todos con distintas clase sociales desde los obreros de las calderas hasta la alta alcurnia que disfrutaba de buena musica y que era donde Max mostraba su talento. Pero no solo de migraciones se trata la historia sino mas bien de un personaje que hizo los viajes unicos y parte de una leyenda, Novecento.

Novecento (Tim Roth – Reservoir Dogs), al comienzo de la historia se nos presenta como un niño abandonado en los salones de eventos, recien nacido y sobre un piano, que es hallado por un trabajador de las calderas y que decide criarlo a escondidas en la planta baja del Buque sin que nadie se de cuenta. Novecento crece jugueteando por los pasillos del buque hasta que un dia sin que nadie se de cuenta, desarrolla un talento unico para tocar el piano.

A los 27 años, Novecento nunca ha bajado del barco, y atrae a gente de todo el mundo que escucha sobre una leyenda, sobre un pianista que dicen que es el mejor del mundo y que nunca se ha bajado del barco donde transtia por todos los mares y los climas del mundo.

Es cuando conoce a Max, una noche en que el pobre trompetista agobiado por los vaivenes del buque en una tormenta, no puede mas con su mareo y sufre sin equilbrio por los rincones del salon. Eso se transforma en una escena magistral que aprovecho de compartir en este post a ver si les interesa mas.

De como Novecento ve la vida desde el Barco, sus temores, un amor fugaz, una amistad poderosa y sin igual, pero no sus sueños trata esta historia. Y digo no sus sueños porque novecento no comparte la misma ambicion que el resto del mundo, y para el no es un desafio acaudalarse con su talento y que su nombre sea parte inmortal de la historia musical, bien lo deja claro cuando sin mucha intencion en una escena comienza un desafio que le hace el que dicen ser el creador del Jazz, un pianista que sube al crucero solo a desafiarlo, de manera grosera, burlesca y engreida, otra escena imperdible, la del Cigarrillo.

Novecento toca con tal proligidad en la ultima etapa del duelo que toma un cigarro apagado, lo pasa por las cuerdas del piano, y estas calientes por la tension incansable, lo encienden.

El Virginia representa lo efimero de la felicidad al igual que todos los elementos en el universo, todo tiene su comienzo y su fin, y es parte de la historia saber que ocurrira cuando el barco se deba dinamitar por deshuso y maltrato de los años, una guerra, y los cambios de èpocas en tierra firme, de los cuales Novecento se rehusa a ser participe.

Un personaje de cuentos de hadas, para mi gusto. Novecento con suerte con un nombre postizo, pues no tiene padres y su padre adoptivo muere muy luego, cuando este es un niño, no se siente como el resto de los humanos, y resulta muy interesante comprender como ve de la manera que vivimos, su critica a nuestra sociedad, y a nuestra manera de relacionarnos con el resto.

2 responses to “La leggenda del pianista sull’oceano – Giuseppe Tornatore (1998)

  1. Cinema Paradiso es una de mis películas favoritas. Me parece muy interesante lo que comentas sobre cómo Tornatore entiende y rueda esas escenas cotidianas y de cómo trata por ejemplo esa historia de amor, que podría ser como infinitud de ellas en la historia del cine, pero que se convierte en algo totalmente nuevo, gracias a la dirección del italiano.

    Si hay una obra que se haya hecho con amor por el cine, esa es sin duda cinema paradiso… La leyenda del pianista en el océano no la he visto aún, pero haré todo lo posible por remediarlo. Parece por tus palabras una maravilla.

    Un abrazo.

Deja tu Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s