Un cuento Chino – Sebastian Borensztein


Esta historia, gira entorno al destino. Da lo mismo si creemos o no en el. Pero en la pelicula se manifiesta claro.

La cinta comienza con una escena de declaracion de amor en china, en un bote, en una laguna, un clima romantico, se respira felicidad. Pero inesperadamente un hecho absurdo, lo transforma en un suceso tragicomico. Una vaca por alguna razon cae de un avion justo encima del bote y mata a la novia del joven chino a punto de declararse y obsequiar argollas de matrimonio.

Jun, un joven de 25 años,  Artesano Chino que pintaba juguetes en una fabrica,  aparece de manera brusca en las calles de Buenos Aires, al ser expulsado de un taxi donde lo acaban de asaltar (Una bienvenida calida a nuestro continente). Es de esta manera como conoce a Roberto (Ricardo Darin, o al menos eso intentan ya que hay cero posibilidad de comunicarse, Roberto no tiene ni la mas mínima idea de hablar Chino, y Jun por si fuera poco lo habla aceleradamente jurando que este otro le entiende).  Roberto justo se hallaba merendando fuera de su auto a un costado del aeropuerto. Y la curiosidad lo hace presa facil del destino.

Por su parte Sebastian Borensztein los primero 15 minutos del film se esmera en la construccion solida del caracter de un Ferretero antisemita, veterano de la guerra de las Malvinas, que vive ensimismado desde la muerte de su padre cuando tenia 19 años,  maniático por cosas cotidianas que lo hacen ver incluso extraño. Como por ejemplo dedicarle tiempo de su dia a contar uno a uno los tornillos que compra a ver si lo estan engañando o recortar noticias absurdas de los diarios que le trae un amigo todas las semanas y coleccionarlas en un Almanaque de lo absurdo. Cada noche espera exactamente las 23:00 en su reloj y duerme. Toda su vida esquematizada por años, en un equilibrio rutinario aburrido, que parece que con la explosiva aparicion del personaje de Jun todo se fuera a ir al rotundo caos, y es asi al prinicpio.

Poco a poco, las vidas de ambos, un extranjero totalmente vulnerable geograficamente, y un hombre mayor emocionalmente perdido, cruzaran sus vidas de manera brusca pero podran ver el camino a seguir.
Insisto con el cine Argentino, Me causa fascinacion, o quizas sea que este genero me queda muy bien. Me gusta la narrativa de las peliculas de esta ultima Decada Argentina. Me gusta que no se esmere en abarcar tanto y en el intento hacer un madeja de sucesos si no eres rapidisimo leyendo subtitulos o intentado pensar rapido quedas atras. Esta narrativa te lleva pasa a paso, imagen a imagen, digiriendo y concluyendo el porque de las cosas, la problematica de la vida, la complejos de la vida, pueden ser explicados de manera muy simple.

Este film protagonizado por Darin, le quito el primer lugar a “Violeta, se fue a los cielos” de Andres Wood, en la pasada premiacion de los premios Goya el 20 de febrero del 2012, en la categoria mejor pelicula Iberoamericana, la cual venia como favorita luego de haber ganado una gran cantidad de premios. Con este premio, la cinematografía argentina subraya la que es una clarísima supremacía en esta categoría, puesto que es la decimocuarta vez que se alza con este galardón, que han recogido cintas tan conocidas como El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, o Un lugar en el mundo, de Adolfo Aristarain.

Las escenas que mas me gustan son cuando Roberto le pide al repartidor de comida china que venga a comer al almuerzo y asi poder tener por alguna vez una conversación con Jun. Jun le pregunta entre otras cosas por que colecciona recortes de diario, Roberto le dice que es porque es su manera de convencerse, de demostrar que la vida es un absurdo, un sin sentido. Este  le pregunta cuando comenzo y Roberto le muestra un recorte suyo con una ametralladora en la guerra de las Malvinas, recortado por su Padre y le dice:

” Mi viejo, se fue de Italia escapando de la guerra. No sabia que aca había otra guerra. Esperando.”

“La vida es un gran sin sentido, un absurdo, todo te lo confirma, lo que esta aca”

Grande es la sorpresa para Jun, cuando Roberto elige una noticia China, la cual abre la pelicula de manera extraña, y incluso absurda, que dice acerca de la tragica muerte de una joven China tras caerle una Vaca del cielo. Jun se quiebra, y Roberto no lo puede creer, sencillamente no lo cree.

Es la historia de Jun, en el almanaque de las historias absurdas de Roberto.

Entonces, ¿Existe el destino? ¿Roberto, existe el destino?

Moralejas:

Quisiera terminar reflexionando acerca del mensaje que rescato de esta pelicula y es que un joven, es capaz de enseñarle a un veterano, Roberto, que la vida sigue, que por mas tragedias que nos ocurran el mundo sigue dando vueltas y que no estamos aqui para petrificarnos de susto y quedarnos en el camino. Cito una frase que encontre en la pagina de una amiga de Mexico.

“Nuestra vida es un viaje constante, desde el nacimiento hasta la muerte. El paisaje cambia, las personas cambian, las necesidades se transforman, pero el tren sigue adelante. La vida es el tren, no la estación ferroviaria” – El Aleph. Jorge Luis Borges

Quizas sea parte del destino haber leido justo eso antes de disponerme a ver esta pelicula, y ahora todo calza. Bueno quien sabe, dejemos las preguntas exitenciales a los filosofos y vivamos nuestro dia a dia.

Un abrazo.

2 responses to “Un cuento Chino – Sebastian Borensztein

Deja tu Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s